x

Omega 1957 Trilogy: un homenaje muy especial

Hablar de Omega es hablar de legado. Es hablar de tradición, de saber hacer y de arte relojero al máximo nivel. Pero hacerlo hoy en día, es hacerlo también de una marca global, que ha trascendido fronteras, generaciones, modas, tendencias y sobre todo, que ha evolucionado junto a la historia, esa que le ha llevado a contemplar los principales acontecimientos de la humanidad en primera persona, como el primer paseo lunar o cronometrar las gestas de los deportistas más importantes del mundo en cada edición de los Juegos Olímpicos, entre otros muchos hitos.

Esta historia de Omega, que se remonta más de 160 años (fundada en 1848), ahora se ve reafirmada en una edición especial de tres relojes míticos de la firma suiza, y que a su vez rinden tributo al 60 aniversario de su creación. Hablamos del pack especial 1957 Trilogy, un homenaje de la enseña de Biel/Bienne a tres obras maestras de la relojería mecánica: el Speedmaster, el Railmaster y el Seamaster 300 y que tenemos el gusto de poner a disposición de nuestros clientes.

Así, dirigido a coleccionistas, entusiastas de la firma o sencillamente a apasionados de la relojería clásica, os presentamos los nuevos modelos 1957 Trilogy (3557 unidades de cada modelo) y que se presentan en un estuche rojo exclusivo, inspirado en la presentación original, y que incluye una funda de piel con brazaletes de repuesto en piel y NATO, además de una herramienta de metal para cambiar las barritas de resorte.

En cuanto a los modelos en sí, el Speedmaster representa al primer cronógrafo de pulsera con escala taquígrafo en el bisel a nivel mundial (anteriormente se imprimía sobre la esfera). Ahora se presenta perfectamente alineado con la escala original de 1957, incorporando el calibre 1861 y se basa en el mítico “Broad Arrow” con caja de acero noble cepillado y pulido y una esfera en negro “tropical”, con índices de época rellenos de Super-LumiNova y un cierre de estilo vintage.

Por su parte, el Railmaster, diseñado en sus orígenes para aquellos físicos y profesionales que trabajaban con campos magnéticos, mantiene su línea y diseño de forma fiel al original de 1957, si bien hoy en día incorpora el movimiento Master Chronometer 8806, resistente a campos magnéticos hasta de 15 000 gauss.

Finalmente, el modelo Seamaster 300 esta basado en el CK2913 y mantiene en la corona el famoso signo Naïad, que, en su época original, era señal de la excepcional estanquidad del reloj, y también, en el fondo de caja, el Hipocampo de 1957, además de incorporar el movimiento Chornometer 8806 de la firma suiza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share This