x

Longines

Longines tiene su sede en Saint-Imier desde 1832. Su experiencia relojera refleja una fuerte devoción a la tradición, la elegancia y el rendimiento. Heredera de una larga experiencia en calidad de cronometradora de campeonatos mundiales o socia de federaciones internacionales, la marca Longines, famosa por su elegancia y sus relojes, es miembro del Swatch Group S.A., primer fabricante mundial de productos relojeros.

Con un reloj de arena alado como emblema, la casa Longines está implantada en más de 150 países. En 1832, Auguste Agassiz entró en el mundo de la fabricación relojera asociándose con un comercio de relojería sito en Saint-Imier, del cual asumiría rápidamente la responsabilidad bajo la razón social de Agassiz & compagnie.

La casa fabricaba entonces relojes según el método regulado por el établissage, en el cual el trabajo se realizaba a domicilio, y tenía relaciones comerciales que le permitían dar salida a sus relojes en otros continentes, especialmente, al otro lado del Atlántico. En el año 1850, Ernest Francillon, sobrino de Agassiz, tomó las riendas del comercio. Asumiendo la responsabilidad de esta reputada casa, reflexionó sobre las posibilidades de perfeccionar los métodos de fabricación utilizados en la relojería regional.

La casa relojera utilizaba, ya desde 1867, un logotipo –el reloj de arena alado– y la marca “Longines” como garantía de calidad para luchar contra las falsificaciones que trataban de aprovecharse de la excelente reputación de su producción.

 

www.longines.es

Share This