Rolex, tenis y el US Open

La relojería, como el tenis, es una mezcla de precisión, exigencia, emoción y porqué no, elegancia. Estos atributos compartidos son los que han hecho que, durante más de cuatro décadas, Rolex haya encontrado en el deporte de la raqueta una forma de promover sus valores como marca. Coincidiendo con que estos días, y hasta el próximo domingo día 9, las pistas del USTA Billie Jean National Tennis Center de Flushing Meadows (Nueva York), acogen la 50ª edición del US Open (desde que compiten jugadores profesionales), y en la que la firma suiza colabora como Cronometador Oficial del torneo por primera vez, aprovechamos para repasar un poco de la historia de este vínculo en el tiempo.

Un tiempo que se remonta a 1978, año en el que Rolex se convierte en el Cronómetro Oficial de The Championship, Wimbledon, marcando el comienzo de una relación en la que se han vivido auténticas proezas deportivas y humanas, como las gestas del mito sueco Bjön Born, uno de los mejores tenistas de todos los tiempos y ganador de cinco torneos consecutivos sobre la hierba londinense o las grandes proezas, más recientes, del suizo Roger Federer, aclamado como el mejor tenista de la historia de este deporte y quien ha escrito su nombre con letras de oro en el palmarés del torneo con actuaciones memorables.

Además, en todos estos años, la firma relojera ha ido forjando su imagen de precisión, confianza, profesionalidad y rigor en el ámbito del tenis, cerrando acuerdos de patrocinio o colaboración con la ITF (Federación Internacional de Tenis), así como en diferentes torneos dentro de los circuitos de la ATP y la WTA, la Copa Davis o la Fed Cup. Así, la marca está presente en el primer Grand Slam del calendario tenístico internacional, el Australian Open, así como da nombre a los torneos Shanghai Rolex Masters o el Montecarlo Rolex Master además del NITTO ATP Finals, que reúne a los ocho mejores jugadores de individuales y a los ocho mejores equipos de dobles en el que está considerado como el evento más prestigioso del circuito masculino tras los cuatro torneos de Grand Slam y en el que Rolex sirve de “cronómetro” oficial del torneo. Además, la firma suiza patrocina otros torneos de prestigio como la Laver Cup, un nueva y apasionante competición por equipos entre Europa y el resto del mundo (tipo Ryder Cup de Golf) así como en el desierto de California en el mítico torneo de Indian Wells o el BNP Paribas WTA Finals de Singapur.

Pero nada de esto sería así sin el continuo apoyo que la marca brinda a los deportistas, los verdaderos protagonistas. Así, Rolex cuenta en su nómina de “testimoniales” de la marca con algunos de los mejores tenistas en la actualidad, como el propio Roger Federer, Juan Martín Delpotro, Milos Raonic, Jo-Wilfried Tsonga o Dominic Thiem, así como la española Garbiñe Muguruza, Angelique Kerber ola última ganadora sobre la pista rápida de Flushing Meadows, la californiana Sloane Stephens.